fbpx

6 Pasos para la Planificación Estratégica en épocas de Industria 4.0

La planificación es decididamente un atributo de las empresas sanas y que apuestan a la prosperidad en el largo plazo. Aportan orden, visión, mantenimiento de foco y permite el desarrollo de las ventajas competitivas en un contexto de incertidumbre y dinamismo mundial.

En su definición, importa considerar tanto lo que ocurre adentro de la empresa, como lo que pasa por fuera, ya que esta está inmersa en un contexto más grande que sí misma y no está exenta de las afecciones de su medio. Esto se conoce como su ámbito interno, microentorno y su macroentorno.

El dinamismo de los entornos y la toma de decisiones en contextos de incertidumbre obliga a trabajar siempre sobre lo definido sin perder el foco, pero estando atentos a los cambios, tendencias, oportunidades y amenazas que se presentan y que nos afectarán de diferentes maneras según nuestras fortalezas y debilidades internas. Es por esta razón que las planificaciones deben hacerse al menos en base anual con un mecanismo de control de gestión que permita tomar decisiones con información fehaciente sobre cómo siguen su curso las pautas establecidas en los objetivos estratégicos.

Actualmente, como hemos hablado en otras de nuestras publicaciones, las empresas se encuentran inmersas en un contexto de auge de la cuarta revolución industrial, con un hito muy importante que se encuentra muy cerca de materializarse, que es el lanzamiento de la red 5G. Esto permitirá maximizar la velocidad de las conexiones y la transferencia de grandes cantidades de datos en velocidades hasta 500 veces superior a la que conocemos actualmente. Con este piso, se plantea la base de desarrollo para la domótica hogareña, ciudades inteligentes, y fábricas inteligentes. Un nuevo punto de inflexión.

Es por esta razón que los planes y la mira en la evolución de las organizaciones tiene que estar puesta en acoplar la cadena de valor a las oportunidades del mercado para poder transformarlas en ventajas competitivas, maximizando la conectividad con la cadena de valor.

Para esto podemos seguir la siguiente secuencia de pasos:

 

1. Definición y Revisión de Misión, Visión y Valores de la Empresa.

Para partir, debemos analizar si nuestra definición de Misión, Visión y los valores de la empresa se encuentran actualizados y en sintonía con los desafíos actuales del contexto y con el real objetivo a futuro de la empresa. La visión como manifestación de la visión futura de donde debemos llevar la empresa, y la misión como el foco para poder materializar acciones hacia ese horizonte. Todo esto enmarcado en los valores de la empresa, que definen qué se está dispuesto a hacer y de qué forma para poder conseguirlo.

 

2. Análisis Interno

Este análisis implica la definición de las ventajas y desventajas competitivas de la empresa respecto de los competidores, los recursos con los que cuenta la empresa y la determinación de las fortalezas y debilidades de la organización.

Esto demanda preguntarnos qué tan preparados nos encontramos actualmente para hacerle frente a la adaptación al cambio en las tendencias que se desarrollan. Respondemos:

  • ¿Conocemos lo que el cliente realmente valora?
  • ¿Cómo lo satisfacemos actualmente?
  • ¿Qué recursos se utilizan en la actualidad para lograr esta oferta de valor?
  • ¿Cómo fluye la información y que tipo de información fluye?
  • ¿Esta información contiene lo que realmente necesita saberse para hacer un buen trabajo?
  • ¿Qué es lo que ofrece la competencia para satisfacer estos puntos de valor?
  • ¿Qué nivel de integración tienen nuestros procesos internos? ¿Qué mecanismos de gestión visual se utilizan? ¿El flujo se regula Push o Pull?
  • ¿Contamos con una estructura de mejora continua y resolución de problemas?
  • ¿Qué resultados esperamos obtener y qué servicio esperamos ofrecerles a los clientes?

Las respuestas a estas preguntas darán como resultado una brecha entre la realidad de nuestras organizaciones contra lo que realmente esperamos. Se tienen como resultado oportunidades de mejora respecto a lo que el cliente realmente valora.

Debemos desarrollar entonces ciclos de mejora que nos permitan achicar o eliminar estas diferencias respecto de donde estamos contra donde queremos estar considerando mejoras sobre nuestros resultados de Calidad, Entrega y Costo. Analizamos:

  • ¿Satisfacemos actualmente los criterios de lo que el cliente valora? ¿En qué medida?
  • ¿Qué tipo de tecnología podemos utilizar para acercar la interacción del cliente con nuestros sistemas de información?
    • ¿Cómo podemos sistematizar y reducir los tiempos de los pedidos de los clientes utilizando plataformas tecnológicas?
    • ¿Cómo podemos mantenerles los precios actualizados constantemente a los clientes empresariales apoyándonos en la tecnología?
    • ¿Los clientes pueden hacernos pedidos a través de una plataforma web o aplicaciones móviles?
    • ¿Qué tipo de seguimiento tiene el cliente respecto del estado de su pedido?
    • ¿Cómo se acopla la información que entra al sistema con nuestros procesos de trabajo?
  • ¿Qué tipo de tecnología, plataforma o metodología de trabajo nos permitirá generar información sobre los hábitos de consumo de los clientes?
  • ¿Tenemos capacidad de ofrecer personalización a los pedidos del cliente en cuanto a la terminación del producto y a la entrega?
  • ¿Cómo es la relación entre el costo que agregamos al producto y lo que los clientes están dispuestos a pagar y recibir?

Con estas respuestas podemos identificar fortalezas y debilidades respecto de cómo nos encontramos posicionados para hacerle frente a la adaptación al cambio. Identificamos también los recursos con los que contamos actualmente y qué nos falta para poder llegar hacia donde debemos estar para acoplar nuestra cadena de valor con la cadena de suministro.

 

3. Análisis Externo

Este análisis implica analizar el Microentorno y el Macroentorno de la empresa. Las herramientas predilectas para esto son el estudio PEST y el análisis de las fuerzas competitivas de Porter. En este caso, es importante orientar ambas dentro de cada una de sus categorías a analizar Amenazas y Oportunidades con respecto a:

  • Conexiones entre Clientes, proveedores y actores en la cadena de suministro.
  • Qué tipo de tecnología usan los competidores actuales y los potenciales.
  • Cómo los competidores pueden sustituir nuestra cadena de valor actual por otra orientada a la tecnología y a la integración de la cadena de valor.
  • Qué tecnologías existen y se encuentran en desarrollo para integrar a los clientes y proveedores que son de acceso general.
  • Proveedores de internet que desarrollan plataformas especiales para actividades específicas.
  • Desarrollos de Inteligencias Artificiales.
  • Big Data y Deep Machine Learning para generación de información.
  • Qué tecnologías existen y usan los competidores para dar servicio antes, durante y después de la venta.
  • Programas de capacitación en tecnologías y desarrollo de las estrategias empresariales.
  • Planes de gobierno para el desarrollo y la aplicación de la Industria 4.0.
  • Migración de los mercados físicos a los mercados virtuales.
  • Logística de envíos de compras realizadas en la web.

Estos elementos entre otras cosas nos dictarán amenazas y oportunidades dadas por el entorno de la empresa que deben tenidas en cuenta a la hora de conocer cómo se está comportando el mercado y cómo éste evoluciona para poder responder en consecuencia.

 

4. Definición de Estrategias

La definición de estrategias de trabajo proviene del cruce de fortalezas y debilidades con las oportunidades y amenazas detectadas en los pasos anteriores. Así, encontramos brechas o gaps que representan problemas a ser trabajados en sucesiones de ciclos de mejora continua, de forma que permita trabajar con suficiente foco sobre el acople de la cadena de valor a la industria 4.0 para obtener ventajas competitivas de mercado.

Con estrategias orientadas a la mejora en los parámetros de costo, calidad y entrega, se trabaja con la mira puesta en el cliente y no en la tecnología en sí. Este es un punto clave a destacar, ya que todo lo que se implemente debe tener orientación hacia el mercado, hacia el cliente, de forma de mejorar los rendimientos de inversión en los que se incurra para el desarrollo de los proyectos.

Cada estrategia debe tener incorporado objetivos claros, medibles, que pueden seguir la metodología SMART de definición de los mismos. De esta forma, se define también la modalidad de la implementación y puesta en escena de las estrategias.

 

5. Ejecución de las estrategias

En base a lo definido, se ejecutan las acciones definidas en la etapa de planificación y determinación de las estrategias. Es importante aquí seguir los pasos establecidas, no perder foco y evitar realizar cambios constantes e innecesarios sobre lo primariamente definido, a menos que sea justificado y aprobado. Es muy común en la ejecución de los proyectos realizar cambios sobre la marcha, es fundamental tener a un miembro del equipo de trabajo que sea capaz de dirimir y decidir cuándo es necesario realizar una modificación.

 

6. Ejecutar un adecuado control de gestión

El control de gestión permitirá realizar un seguimiento con métricas y mediciones concretas para tomar decisiones respecto a la ejecución de los planes. Medirá a través del Cuadro de Mando Integral (CMI) el grado en el cual se cumplen los objetivos planteados y los parámetros asociados a la eficiencia y eficacia de su cumplimiento. Esto resulta fundamental para poder tomar decidir en tiempo real sobre los estados de ejecución de los proyectos a fines de evitar su fracaso.

 

Finalmente, no debemos olvidar que el objetivo primario es el de integrar la cadena de valor de la empresa al mercado, utilizando las herramientas y tecnologías en desarrollo de la Industria 4.0, observando los atributos que deben desarrollar nuestros productos y las nuevas tendencias de los mercados inteligentes. Es necesario desarrollarse en este sentido para poder desarrollar ventajas competitivas antes que se lo ejecute el resto de la competencia, o se desarrolle internacionalmente provocando un atraso tecnológico que pueda dejar afuera del mercado a las empresas locales y PyMEs. No hay que olvidarse de tener la flexibilidad necesaria para poder customizar servicios y productos para los clientes y siempre tener a la calidad como objetivo número 1. Seguiremos analizando con más profundidad cada uno de los puntos para seguir aportando valor a este hilo de trabajo.

 

Ing. Federico García Montes.

2 thoughts on “6 Pasos para la Planificación Estratégica en épocas de Industria 4.0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *